Inicio de la feria

En el año 1911 un grupo de jóvenes acompañados de todos los aldeanos decidieron que su aldea debía tener una feria. Animados por el sacerdote que pasaba a decir misa cada quince o veinte días, se hicieron cargo de los preparativos y acordaron que fuera el día 3 de mayo, día de la Santa Cruz.